lunes, 7 de diciembre de 2009

Reacciones

Solo observaba el reloj impacientemente con la esperanza de que así el tiempo transcurriera de manera más apresurada, sin embargo era un pensamiento realmente tonto ya que solo sentía que cada vez se volvía más lento y fatigoso.
No lograba entender nada de lo que el profesor decía, eso sin contar que las matemáticas nunca habían sido mi fuerte precisamente.
Dándome cuenta de que mis tontos intentos por hacer que el tiempo pasara más rapido fracasaron suspire y recosté mi cabeza contra la mesa que compartía con Sam.
-Oye chica distraída solo faltan siete minutos, calma tu desesperación.- murmuro ella con aire de diversión.
-Ja-ja.-dije con sarcasmo.-Ojala se me hiciera tan facil como a ti entender ese montón de números y signos extraños.-dije aun sin levantar la cabeza, ella solo me dedico una sonrisa.

Pasados los siete minutos más desesperantes de mi vida sonó el timbre que indicaba que habían concluido las clases por ese día.
Guarde apresuradamente mis libros en la mochila y salí casi como una flecha de la sala junto con Samantha.
Mientras caminábamos juntas rumbo al estacionamiento note a Sam extraña, parecía ¿nerviosa?.
-Estas bien?.- pregunté curiosa.
-eh?, si es solo que..Olvídalo, no pasa nada.- dijo repentinamente intentando poner una sonrisa en su rostro, aunque pude ver como le costó un poco.
-Segura?.-pregunte, no estaba del todo convencida de que no le sucediera nada.
-por supuesto, no te preocupes.-dijo dedicándome una media sonrisa mientras abríamos la puerta para salir al aparcamiento.
-Oye sabes dónde está Angela?.- pregunto mientras no dirigíamos a su coche.
-ni idea la verdad, porque?.-respondí.
-Nada es que, me había dicho que la esperara pero no la veo en ninguna parte, ya regreso si?
-De acuerdo-respondí suspirando mientras me recostaba contra su coche, yo aun tenía que esperar a Edward y no sabía donde demonios estaba.
-todavía aquí?.-dijo una vos detrás de mí.
-No, esto es un holograma.-dije sarcásticamente mientras me señalaba pero luego reí, Lucas también lo hizo.
-oye Kris.. ese chico.. Derek es tu novio no?.-pregunto él repentinamente tenso.
-Si.. asi es- respondí lo más naturalmente posible. Aun me costaba un poco creer que de verdad éramos novios y no era solo una mala jugada de mi imaginación.
-Ya..veo.- pareció repentinamente pensativo, el silencio ya se estaba haciendo un poco extraño así que Decidi hablar.
-Todo bien?.- pregunté.
-Claro porque no debería?.- dijo el usando una de esas sonrisas terriblemente encantadoras.
-No, es que.. porque te quedaste callado hace un momento?.- dije tartamudeando un poco.
-no es nada, solo que .. Quería saber si tu..
-que no tonta en una escala del uno al diez de cuan sexy es, el es solo un siete. interrumpió Angela, que venía discutiendo con Sam sobre como no? Chicos..-Estas loca?, el es un completo diez.-argumento Sam.
Ellas al darse cuenta de que nosotros nos quedamos repentinamente callados se miraron y luego preguntaron:
-Interrumpimos algo?.
-Para nada señoritas "quien es el chico más sexy".-Angela y Sam se pucieron coloradas por el comentario de Lucas, yo solo rei un poco.- Como sea debo irme chicas, nos vemos.- se despidió de todas y se encamino hacia su auto..
que raro, pensé, el.. solo se despidió y evadió por completo nuestra conversación anterior, en fin, supongo que se lo preguntaría después.
-Nosotras también debemos irnos Kris, quieres venirte con nosotras?.- pregunto Sam mientras abría la puerta de su auto.
-No se preocupen, igual tengo que esperar a Edward y seguro ya debe estar por salir así que no hay problema, nos vemos mañana.-dije mientras me despedía de ambas con un beso y luego me encaminaba hacia el coche de Ed.
a esperar de nuevo, suspire y luego maldije el no tener una copia de las llaves de ese auto, ya que no quería esperar parada de nuevo me subí en la cajuela y me senté allí mirando al cielo. Cinco minutos después ya me estaba aburriendo por lo que me baje y coloque mi mochila sobre la cajuela y empecé a rebuscar en ella haber si encontraba mi ipod, pero luego a mis espaldas sentí como unos brazos rodeaban mi cintura por lo que me gire, pero Derek ni siquiera me dejo saludarlo ya que apenas me voltee aplasto sus labios contra los míos, pero poco tiempo después despego nuestros labios y alejo su rostro unos cinco centímetros del mío.
-¿qué haces aquí todavía cielo?.- sus ojos parecían un poco confusos.
-pues que parece que hago?, espero a don conquistador de chicas. Derek rio ante el apodo que use para referirme a Edward.
-En ese caso.. tienes dos opciones, puedes quedarte aquí y esperarlo durante unas dos horas más hasta que termine de ligar con las porristas o puedes dejar que yo te lleve a casa, que escoges?
-me agrada más la segunda opción, pero quizás si debería esperarlo, ya que si no mañana no me dejara venirme con el al instituto y yo tendré que sobornarlo, y en realidad no tengo tanto capital como para permitirme eso. Ambos reímos.
-Te ves realmente linda cuando ríes.- dijo mientras acortaba nuestra pequeña distancia y me besaba. Sentí como mi rostro se calentaba.
-Eh.. oye, y tu que hacías antes de llegar aquí?, pensaba que ya te habías ido.- pregunte intentando cambiar la conversación a otra que no hiciera que me pusiera como una manzana.
-Pues nada.. Estaba con tu hermano y..
-también estabas ligando con porristas?.- dije casi sin poder retener mi pregunta.
Sus ojos se abrieron un poco..
-¿qué?, claro que no preciosa, justo ahora salgo con la chica de mis sueños, porque debería fijarme en otra?.-dijo con desaprobación pero a la vez divertido.
Yo no pude evitar sonrojarme.
-Lo que digas.- respondí irónicamente mientras volteaba mi cabeza para no mirarlo, me derretiría por completo si miraba esos malditamente preciosos ojos.
-¿que no me crees?.- dijo intentando parecer ofendido.
Yo no respondí nada ni tampoco gira mi cabeza para mirarlo, no quería hacerlo hasta que estuviera segura de poder controlar el color de mi cara. Era realmente vergonzoso sonrojarme de esa forma frente a el.
Tomándome completamente por sorpresa sentí como presionaba sus labios contra mi cuello, un escalofrió me recorrió, se sintió realmente bien, pero lo aleje y use toda mi fuerza de voluntad para recordarme que estábamos en un lugar público y aun habían bastantes estudiantes a nuestro alrededor.
Y luego me pareció que el comprendió de manera errónea el porque lo aparte y esta vez si parecía de verdad un poco ofendido por lo que me soltó un se coloco a mi lado sin decir nada
-¿qué te pasa?.-pregunte divertida.-no estás acostumbrado al rechazo?.-bromee.
-En realidad no.- dijo sin mirarme.
-Oh por favor Derek solo fue una broma, además estamos en un instituto recuerdas?
No respondió..Suspire..
-que tonto eres.- me coloque frente a el y pegue mis labios a los suyos, rápidamente me abrazo y empezó a corresponderme el beso pero luego escuchamos como alguien detrás de nosotros empezaba a aclararse la garganta.
Yo me gire a ver quién era y me quede helada, justo frente a nosotros estaban Edward y unos cinco chicos más que nos miraban levantando las cejas y otros reían por lo bajo.
-vaya Derek deberías compartir.- dijo un chico rubio y los demás empezaron a asentir.
-lo siento, propiedad privada.-dijo Derek mientras me pegaba a su costado y me daba un corto beso, definitivamente ahora si estaba más que sonrojada.
-Sí, y es mi hermana así que distancia.-dijo bromista Edward pero en realidad si era una especie de amenaza.-además que te dije sobre sus intercambios de saliva frente a mi Kris?
Solo puse los ojos en blanco.
-Como sea ya vámonos.-dijo Edward mientras me tomaba de un brazo y empezó a tirar de mi alejándome de Derek.
-Ey.-se quejo él mientras me tomaba del otro brazo.-es mi novia.
-Sí, pero es mi hermana. Respondió Ed.
Era una situación bastante estúpida, es decir era algo así como cuando tienes dos niñas pequeñas a las que les entregas una sola muñeca para que ambas jueguen pero al final terminan peleando y la muñeca termina rota y fea, en este caso creo que yo era la muñeca y no quería tener ese final.
-¡Ya basta! no soy un juguete-grite.
-está bien, está bien, les doy cinco minutos para que se despidan LEJOS de mí, no quiero ver escenitas.
Derek tiro de mí y fuimos hasta su coche que estaba a unos cuantos autos de distancia del de mi hermano y me beso, duramos así más o menos tiempo, hasta que Edward empezó a tocar la corneta.
-como sea tratara de ir a tú casa más tarde.-dijo Derek mientras me besaba por última vez.
-Eso estaría bien.- respondí yo mientras me soltaba de su abrazo y me dirigí hacia el auto de Edward.- Avísame de todas formas!-grite desde mi auto, pude ver como Derek asintió.
Cuando subí al auto Edward me miro de arriba a abajo.
-o dejas de crecer o ya no me sentiré seguro dejándote salir sola de casa.- dijo el con desaprobación.
-no digas tonterías.- dije riendo.
-Es enserio, odio tener que recordarle a los chicos que eres mi hermana MENOR.
-como sea, conduce, y antes de que lo digas, está bien, prometo tratar de no armar "escenitas" con Derek cuando tu estés cerca.- no podia creer cuando estúpido sonaba lo que acababa de decir, por lo que no pude evitar reír.
-Me parece bien.- dijo sonriendo con auto suficiencia y poniendo el auto en marcha…

3 comentarios:

<<([J@cK¡E])>> dijo...

hola ta muy lindo q selosito el hermano oye sube pronto porfa

♥Isa...Cullen! dijo...

hahaaha ESTUPENDOO!!

WOW!! me encantan los celos de hermanooooooo
hahahha postea prontooo me encantooo hahahhahahhahhaha me encantooo hahahhahahhahhahame encantooo hahahhahahhahhaha me encantooo hahahhahahhahhaha me encantooo hahahhahahhahhaha me encantooo hahahhahahhahhaha

Liz* dijo...

aaawww me encanta!! edward es lo max!! y ni ablar de derek es tan aaaa jaja escribe prontito kris porfa! me encanta!